sábado, 29 de marzo de 2014

Una ventana en Lower East Side de Manhattan

Nuevo Libro: 

Próxima presentación, el 4 de Abril, a las 20:30, en Jerez: BARCOPAS JEREZ.
https://www.facebook.com/pages/Barcopas-Jerez/457003214362938
http://barcopasjerez.com/

Cartel de la primera presentación en: DAMAJUANA CAFE BAR.
  https://es-es.facebook.com/damajuanajerez
el pasado 13 de marzo.


Enlace a EDITORIAL SELEER:

http://www.editorialseleer.com/es/detalles/una-ventana-en-lower-east-side-de-manhattan-321/


Sinopsis:

A veces, las raíces de árboles distantes se encuentran bajo tierra y se enlazan de manera invisible para el mundo; secretean sobre la ascensión de la savia y su caída, sobre el fervor del verano o el juicio de la escarcha. 

Hacen falta oídos muy atentos para escuchar esa charla secreta y más que eso, manos capaces de reconstruir lo perdido. Esa labor de re-creación, de tender puentes imposibles, es la que realiza en este libro Ana María Espinosa para que la vida de dos grandes mujeres: la fotógrafa norteamericana Francesca Woodman y la pintora argentina Martha Peluffo, distantes física y biográficamente, pero unidas por los mismos miedos y obsesiones y sobre todo por una idéntica pasión artística y vital, se encuentren en la tierra blanda del poema, esa tierra donde todo es posible.

“Sombra es la palabra que enciende las lámparas del lúgubre hogar. Apenas ese débil resplandor será suficiente”, dice la poeta como introducción a este viaje. Una ventana en Lower East Side de Manhattan recoge con una sensibilidad extraordinaria las sombras de estas dos mujeres y las funde para ponerlas de alguna manera a salvo del vacío, para que la muerte no tenga la última palabra.

Laura Giordani



-VI-

Impensable
con tanta timidez
mostrar el cuerpo desnudo
mirar tras unos ojos llenos
de cuerpos desnudos:
Perturbador.



-IV-

Toma
la luz que entra
a tu mano.
El suelo está lleno de hojas secas
viruta muerta,
La luz es como un barco
que cruza la estancia
a la altura de tus rodillas.


-XV-

Enséñame a volar
muéstrame la blancura del cisne
contra el perfil metalizado de tus muslos.


(Fotografías Francesca Woodman)